viernes, 23 de noviembre de 2007

Perspective

Marruecos está lleno de torres
tan altas que rompen el cielo.
Alminares que llenan tus cinco sentidos.

5 comentarios:

Monchescu dijo...

No sé, Tere, convertirse al islam sería como una cuesta arriba. Nos gustan demasiado los pinchitos con jamón.

artimaña dijo...

jajajajajaja estoy en busca del misticismo, pero solo a veces, porque con los pinchitos y el vino me pierdo.

artimaña dijo...

jajajajajaja estoy en busca del misticismo, pero solo a veces, porque con los pinchitos y el vino me pierdo.

Puck dijo...

Eso, eso, si la mejor religión es la del vino y el amor!!y los pinchitos ke suben el kolesterol!!
Ke sería de nosotras sin eso.
Bsikos wapa!
Y viva el vino! (y las kañitas...)

paula marco dijo...

Ays!! pero que cosa tan bonita lo que escribes con la foto!! Yo tb quero ir a Marruecos y ver esas torres en directo!! que envidia me das perreta!! Me daré al vino para ahogar mis penas!!
Viva el vino y las tapitas!!